Oración al Niño Doctor de los enfermos

De rodillas ante ti Santo Niño Doctor de los enfermos, clamo tu presencia para con tu ayuda encontrar una santa cura que pueda aliviar los males de mi cuerpo y de mi alma. (Se realiza la petición).

Envía a mi desvanecido espíritu un aliento de luz, para evaluar mi pasado, y así sentir el sabor de la alegría que vive un corazón arrepentido y de buena fe.

Oración al Niño Doctor de los enfermos

Tú que eres un niño que aun gozas de los dones de la inocencia que Dios te ha otorgado. Líbrame de toda enfermedad, muerte, envidia y malos ojos con los que puedan mirarme los malos espíritus que quieran habitar en mí.

Coloca dentro de mi corazón el sagrado fuego de tu amor para que la sanación llegue pronto a mi vida.

¡Oh! clemente y piadoso santo niño Jesús, tu dulzura atrae a los nobles corazones, contigo a mi lado a nada he de temer.

Suplico tomes mi corazón y lo hagas de tu propiedad. Tú, hijo de la santísima y siempre Virgen María y del bondadoso José, se siempre el guardián de mi vida. No permitas jamás que ninguna enfermedad entre en mi vida.

Amado divino niño doctor, tú que curas los males y enfermedades, al observar los inmensos peligros que rodean mi vida y que he de padecer.

Conviértete en mi protector y el sanador de mi corazón para que pueda seguir cumpliendo la misión que me has encomendado.

Te ruego me concedas la salud de mi cuerpo y alma, para salir airoso con la obra de sanación que ejerces sobre mí.

Hincado ante ti mi amado Niño Doctor de los enfermos. Se haga tu voluntad.

En nombre de tu siempre Virgen Madre María y a su siempre santo esposo San José. Amén.

¿Por qué debemos hacer la oración al Niño Doctor?

Nuestra fe y devoción por el Niño Doctor de los Enfermos data de más de 1.200 años aproximadamente. Donde su contemplación fue creciendo por todo el Continente Africano, Europeo, Americano y Oceánico.

Nos encontramos ante la imagen de nuestro Señor Jesucristo durante su infancia. Por lo cual, acudimos a esta oración al Niño Doctor de los Enfermos pidiendo su intervención para sanar cualquier enfermedad que estemos atravesando.

Cuando recurrimos a una oración por los enfermos, nos encontramos en la búsqueda de una sanación por la intercesión de Dios todopoderoso, su amadísimo padre.

La oración al Niño Doctor de los enfermos posee dones de curación que recibimos cuando invocamos su amada presencia. De este modo, todas las enfermedades y padecimientos son aliviados al manifestarse por medio de la oración y la fe.

El niño doctor de los enfermos es sinónimo de la presencia de Dios. Que al sanar a través del Espíritu Santo, todo mal desaparece. Es por ello, que debemos agradecer siempre a Dios por la fuerza, el valor, la fe y el amor que nos da todos los días en un nuevo aliento de vida.

Oración para la sanación

En cualquier momento de la vida, hemos presenciado una situación de enfermedad. Siendo común sentir que no hay cura. Lo cierto es que la oración al Niño Doctor para los enfermos, nos llena de espiritualidad.

Un hecho que solo proviene de Dios al momento de cumplir y otorgarnos el milagro de la sanación. Dios Todopoderoso nos ama de tal forma, que nos ha dado a su Primogénito nuestro Señor Jesucristo para gozar de una perfecta salud perpetua.

La oración al Niño Doctor de los enfermos cura y sana nuestro ser entero cuando oramos con fe. Confiando en que Dios ha colocado sus manos sobre nuestras cabezas y las ha tendido sobre el más necesitado con bondad, misericordia y amor.



Última actualización:

Oración al Niño Doctor de los enfermos

Oración al Niño Doctor de los enfermos. Edición por Creemos.net. Original por Adsojesus a través de Wikimedia Commons.

Artículos relacionados

Deja un comentario