Oración a la Virgen de Lourdes por los enfermos

¡Oh! venerada y bendecida Virgen de Lourdes, madre de Dios y madre nuestra.
Llenos de temor y con lágrima en nuestro rostro, nos dirigimos a ti en estas tristes horas que embargan nuestra vida.
Venimos ante tu corazón de madre para implorar derrames sobre nosotros tu misericordia.
Indeseados somos por los pecados que hemos cometidos. Aun así, te pedimos que atiendas nuestro llamado.

Madre mía hasta ahora ninguno de tus hijos han sido abandonados por tu piedad.
Madre tierna y misericordiosa, Jesús tu hijo, ha derramado sobre ti el don de las curaciones infinitas para que sanes a todas aquellas almas enfermas y agonizantes.

Oración a la Virgen de Lourdes por los enfermos

Te imploro, madre amada, guardes como tesoro una mirada de bendición para los pobres enfermos que aclaman tu presencia.
Rogamos por medio de ti a nuestro señor Jesús, para que te conceda el poder de otorgar la tan esperada sanación de este y todos los enfermos del mundo, para la gloria de dios.

Te ruego querida Virgen de Lourdes alcances el perdón de nuestros pecados, para así obtener la bendición de Dios.
Te pedimos paciencia, resignación y sobre todo, un amor grande y eterno para con nuestro Señor Jesucristo.
Quien fue prisionero y castigado por nosotros para el perdón de nuestras culpas.

¡Oh! maravillosa Madre. No permitas que me alcancen las almas las oscuras. Y aparta las sombras de las tiniebla con la luz que irradia tu ser.

¡Oh! amadísima Señora de Lourdes, salva al a tus hijos con el delicado incienso de la esperanza que habita en ti. Llena de la dulce fuente inagotable de las benditas aguas a todos los enfermos que hoy acuden a ti.

Inmaculada madre Lourdes, nosotros tus hijos, te pedimos apoyo incondicional en estos momentos. Para merecer los eternos gozos y la salud a tu lado.

Amén.

¿Conocemos a la Virgen de Lourdes como mediadora de nuestra sanación?

Son muchos los milagros que se le atribuye a una de las advocaciones marianas en el mundo. Una de ellas es la Virgen de Lourdes. Cuando nos encontramos en momentos de angustia por una enfermedad, acudimos al auxilio e intercesión de Dios Todopoderoso.

Recurrimos a la fe y al auxilio del cielo. Tal es el caso de la oración a la Virgen de Lourdes por los enfermos, en la que nos apoyamos para encontrar paz dentro de nuestras plegarias.

Al hacer una oración para los enfermos buscamos salir victoriosos por lo que estamos atravesando. Bien sea, que seamos nosotros los enfermos o un miembro de nuestra familia. Lo cierto es que Nuestra Señora de Lourdes conoce nuestras angustias porque es nuestra madre y madre de nuestro Señor Jesucristo.

Por lo tanto, debemos orar con fe y bondad para de este modo, alcanzar la pronta sanación física, espiritual o emocional que necesitamos. En definitiva, la oración a la Virgen de Lourdes por los enfermos es un manojo de bendiciones que aguarda por nosotros.

La oración a la Virgen de Lourdes un gesto de amor

La oración a la Virgen de Lourdes por los enfermos es el verdadero instrumento que nos ayuda a estar cerca de Dios. Nos permite que recibamos la sanación de otros hermanos como la nuestra.

Al sanar el espíritu, se reconforta nuestro cuerpo para seguir adelante con nuestras vidas diarias. Donde lo más importante es que estaremos llenos de fe y reconfortados en la oración.

Es grato acudir a la presencia de la Virgen de Lourdes, nos llena de gran tranquilidad y protección como madre al acogernos en sus brazos para aliviar nuestros males.

Esta poderosa oración, nos conecta con la gracia de Dios y la Virgen de Lourdes por la salud de los enfermos. Manifestándose entre nosotros la atracción de la sanación y la salvación de nuestras almas.

Oración milagrosa a Dios pidiendo Salud

Señor mío, creador de la humanidad
Que nos has hecho a tu imagen y semejanza
Vengo a tu divina presencia a rogarte que me des la sanidad

Estoy llevando una dura batalla contra esta enfermedad
Que me atormenta y me consume día y noche
Me acojo a tus preceptos “clama a mí y yo te responderé”
Creo firmemente que eres el Dios viviente,

Misericordioso y poderoso, el médico por excelencia,
Por eso me pongo en tus manos amado Señor
Pues si confiamos en ti, siempre hay esperanzas
Porque para ti todas las cosas son posibles
Mi buen Jesús escúchame, perdona mis pecados
Sana mi cuerpo liberándolo de todo mal y de toda dolencia

Purifica también mi alma
Dame nuevas fuerzas y levántame,
Gracias padre celestial por tu protección y por tu inmenso amor.

Amén.



Última actualización:

Oración a la Virgen de Lourdes por los enfermos

Oración a la Virgen de Lourdes por los enfermos. Edición por Creemos.net. Original por CarlosVdeHabsburgo a través de Wikimedia Commons.

Carlos Martínez

Artículos relacionados

Deja un comentario