Novena a Santa Marta

La novena a Santa Marta forma parte de las costumbres más arraigadas entre sus seguidores. Constituye una actividad de fe y de oración que se lleva a cabo durante nueve días de la semana.

Sus intenciones son diversas, pero generalmente son bien recibidas y brindan protección a quienes recurren a ella. Nos da la oportunidad de recibir el pronto auxilio que esta santa siempre está dispuesta a dar.

Novena a Santa Marta

Del mismo modo, podemos decir que no es extensa, pero si es precisa en cuanto a las expresiones llenas de fe que contiene. Que a su vez, están acompañadas de esperanza para quienes la llevan a cabo. Quizás por estas razones, este ejercicio devocional se practica con regularidad por el mundo entero.

Imitación de las virtudes de Santa Marta

Cada vez que se realiza estas oraciones, se busca la intercesión de Santa Marta, como un acto implícito para la imitación de sus virtudes. Virtudes que han sido demostradas por ella y que fueron inspiradas por Dios.

Sus fortalezas son muchas y han quedado escritas por quienes convivieron con ella. Entre las cuales, vemos la valentía demostrada ante un ejército completo que luchaba para enfrentar una bestia y doblegarla sin lograrlo. Ella asume el control y hace posible lo que un ejército no pudo.

En términos bíblicos, la Novena a Santa Marta guarda relación con los nueve días que transcurren entre la Ascensión a los cielos de Jesús y el Pentecostés. Espacio de tiempo dedicado por los seguidores de Jesús para orar a Santa Marta con fe profunda sobre el devenir del mundo.

Así mismo, también el nombre de la novena está vinculado al hecho de que Jesús murió en la novena hora. Según afirmaciones hechas por estudioso de la Edad Media.

Novena a Santa Marta

En esta novena hay que dejar claro que cada día se inicia con una meditación. Después de concluida la oración, se procede a rezar tres Padrenuestros, una Avemaría y Gloria.

Primer Día

¡Oh! Santa Marta discípula inteligente del Señor Todopoderosa. Tú que has seguido fielmente las enseñanzas de Jesús dame de tus virtudes para imitarte. Se diligente en la gracia que te pido para gloria del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Lléname de la mansedumbre y humildad de tu amoroso y valiente corazón. Para servirte cada día de mi vida en este plano terrenal y en el celestial cuando me llegue la muerte. Amén.

Segundo Día

¡Oh! Dulce Madre te pido que ruegues a Nuestro señor, para que seamos dignos de estar en su presencia y cumplir con sus mandamientos hasta la hora de nuestra muerte. Amen.

Tercer Día

Gran Señora, por tu poder danos de tu fuerza y valor para enfrentar los peligros en el diario vivir. Se nuestra consejera espiritual y protectora. Amén.

Cuarto Día

Amada y venerada Santa Marta permítenos comprender el padecimiento de Jesús en la cruz para el perdón de nuestros pecados. Amén.

Quinto Día

Por tu gran bondad aumenta la virtud de la caridad en tu pueblo. Para que nuestras obras impregnadas de ella, nos permitan ver las necesidades de otros y apoyarlos sin egoísmos. Amén.

Sexto Día

¡Oh! Santa Marta maestra de la humildad, engrandece nuestro espíritu con este don sagrado para caminar por el mundo alabando a Nuestro Padre Celestial. Amén.

Séptimo Día

Santa Marta tú que conoces de todo cuanto ocurre en este mundo corrompido ayúdanos para que el bien salga triunfante. Amén.

Octavo Día

Santa Marta Patrona nuestra intercede ante Dios para que nos dé la gracia de aceptar su eterna voluntad. Amén.

Noveno Día

Santa Marta te suplico para que la vida de los cristianos sea digna y alejada de toda guerra, pandemia y catástrofe natural. Amén.



Última actualización:

Novena a Santa Marta

Novena a Santa Marta. Edición por Creemos.net. Original por Pixabaya a través de Pexels.

Carlos Martínez

Artículos relacionados

Deja un comentario