Oraciones contra los problemas del trabajo

Es normal que en el trabajo surjan problemas, por eso debemos hacer estas oraciones contra los problemas del trabajo. Efectivas potentes.

Petición para que Dios aleje los problemas de tu trabajo

¡Oh! Señor Jesús redentor nuestro, recurro a ti porque más que nadie, mejor que tú, conoces cómo es la vida en este mundo.
Con humildad y sencillez te presento esta súplica para que me otorgues la bendición de tu auxilio.
Yo que he pecado, reconozco que tú, lavas mis heridas y me reconfortas a cada instante.
Sé que eres el mediador eterno y el gran salvador del mundo. Por ello estoy seguro que apartarás de mi toda tristeza, para llenar mi vida de júbilo.
Amado Hijo de Dios Padre, a ti pertenece toda riqueza, honra y poder.
Con ese poder que te ha dado Dios padre, bendice mi trabajo y aléjame de todo problema que pueda surgir.
Que nada tenga más poder que tú, para obrar en la vida de los que ahí convivimos.
Jesucristo fuente del Espíritu Santo, que por medio de tu mano se manifieste tu grandeza en nosotros y que nada sea capaz de perturbarnos.
Te pido Señor, que abras mis oídos para que pueda escuchar solo lo que es importante y no los comentarios maliciosos que puedan surgir.
Dame el discernimiento para reconocer mi camino y ver tu luz cuando todo se torne gris y oscuridad.
Jesús mio y Señor mio, que tu mano justiciera mantenga alejados a todos mis enemigos.
Y si hay alguno en mi trabajo, apártalo y que sus malas intenciones no tengan poder sobre mí.
Contigo a mi lado, sé que nada podrá dañarme y así, podré conservar este trabajo que pone el pan en la mesa de hogar.
Gracias Señor, porque sé que mi súplica ha llegado hasta ti y harás cuanto te he pedido. Para ti sea la gloria y el poder desde siempre y para siempre. Amén.

Oraciones contra los problemas del trabajo

Oración para mantenernos fuertes en el trabajo

Señor y Dios nuestro, tú que escuchas a todas tus criaturas y atiendes las súplicas que llegan a tus oídos.
De esta misma forma, espero lleguen a ti estas peticiones que hoy vengo a presentarte.
Ante todo, quiero postrarme a tus pies y reconocerme como un humilde pecador. Que en sus errores busca hacer propósito de enmienda para no pecar más.

Tu que eres el eterno Yo Soy, Nombre sobre todo nombre y Señor de Señores.
Sé que tu generosidad conmigo no ha tenido límites, puesto que me has dado el mejor de los trabajos que pude desear.
Por eso, deseo que me envuelvas otra vez en tu gracia y derrames sobre mí la protección que tanto necesito.
Derrama también, sobre cada persona que comparte conmigo a diario tu bondadoso espíritu, para que la envidia no corrompa nuestras almas.

Querido Dios haznos mansos para que la soberbia no afecte nuestra unión y podamos ser tan prósperos como tú lo deseas.

Padre misericordioso, la situación en el mundo es cada vez más difícil para todos nosotros.
Por ello, también quiero solicitar que envíes tu luz sobre todos los que laboramos en esa empresa.

Bendice a los clientes que vienen a diario, a mis jefes y compañeros, danos las fuerzas para no renunciar y seguir firmes durante la jornada.
Estoy seguro de que a través de nosotros puedes obrar para que construyamos un mejor mundo en el cual vivir.

Mis manos, mis ojos y mi boca se alegran con cada alabanza que realizo en tu nombre. Porque sé que es con mi trabajo que puedo llegar a ser una mejor persona y un buen cristiano.

Gracias amadísimo Padre, porque sigo en pie y por estar siempre a mi lado. Espero ser digno de estar en tu presencia por los siglos.

Amén.

¿Por qué orar para alejar los problemas en nuestro trabajo?

En la vida, siempre tendremos que pasar algunas pruebas. Las más comunes las tendremos en nuestro lugar de trabajo. Como cristianos debemos mantenernos en la gracia de Dios y para ello, recurrir a la oración del trabajo para estar protegidos y bendecidos.

Pero ¿en qué consisten estas pruebas? El hecho de compartir tantas horas con personas que no conocemos puede ocasionar algunas tensiones. Por otra parte, a veces no estamos del ánimo que quisiéramos y por cualquier detalle podríamos tener problemas.

No tenemos porqué impacientarnos. Esto es tan normal, que ocurre a diario en todo el mundo. Es por ello, que siempre debemos ponernos en las manos de Dios. Si queremos evitar las discordias, entonces apoyémonos en la oración para problemas en el trabajo.

¿Cuándo pedir por nuestros problemas laborales?

Todos los días nos enfrentamos a contextos propios del entorno. Eso quiere decir, que si podemos hacer la oración para problemas en el trabajo a diario todo estará bien. Y es que, el poder y la forma en la que Dios se va a manifestar en nuestras vidas, nos ayudará a mantener cualquier situación alejada de nosotros.

Además, nos da la fuerza y las herramientas para enfrentarlo todo con valentía. Pero sobre todo, como buenos cristianos que somos y que pertenecemos a la iglesia en Cristo.

Debemos considerar, que cada vez que vayamos a orar por los problemas en el trabajo, debemos estar consciente de la situación. Reconocer si hemos faltado, o si por el contrario, hemos sido víctima de las malas intenciones de otros.

En todo caso, bendecir y orar de corazón pidiendo por aquello que no perturba. Para Dios es importante que no haya ningún tipo de resentimiento en nosotros. Solo así, nuestra oración para problemas en el trabajo será escuchada.

Dios entonces, podrá asistirnos y dejaremos de sentirnos solos o inconforme con la situación. En este sentido, recibiremos el consuelo que necesitamos para seguir adelante sin perder la gracia que se nos ha dado con la oración para el trabajo.

La oración también mejora y bendice

Cuando creemos firmemente en el poder de la oración, podemos lograr todo lo que nos propongamos. Por lo general, siempre hacemos una petición especial por la protección, pero desconocemos que esta, también la acompañan las bendiciones.

Recurrir a la oración para protección en el trabajo es una acción necesaria. Que nos permite ser fuertes y estar atentos a todo lo que ocurre a nuestro alrededor. Por otra parte, estamos recurriendo a la bendición de nuestras actividades para que se ejecuten de la mejor manera.

Al momento de orar por el trabajo estamos abriéndonos a nuevas oportunidades. Donde podemos mostrar nuestras capacidades y ser merecedores del reconocimiento por nuestro esfuerzo.

Además, al tratarse de una oración para la protección en el trabajo, estamos invocando el poder más grande que existe para alejar el mal. Es decir, con la ayuda de Dios fortalecemos nuestro cuerpo y nuestro espíritu para que nada pueda afectarnos.

No existirá ningún problema que no agobie ni enemigo tan fuerte que pueda destruirnos. En este sentido, no hay motivo para que sintamos preocupación porque iremos seguros a desempeñar nuestras labores. Será una rutina placentera, cómoda, llena de paz y de tranquilidad.

¿Podemos pedir por la protección de un compañero de trabajo?

Por lo general, tendemos a pedir por nosotros mismo, pero es posible orar con intención de ayudar a alguien más. Esto se puede aplicar para la oración para protección en el trabajo, donde, de ser necesario pedir auxilio en favor de otro.

Podemos pedir por un compañero de trabajo, encomendar en nuestras oraciones de protección a nuestra pareja y pedir para discernimiento para nuestros superiores. Incluso podemos hacer una oración general para todos los trabajadores del mundo.

Las oraciones contra los problemas del trabajo tiene un aspecto muy singular, y es que, cuando la hacemos de corazón y para otros, las bendiciones también llegan a nuestras vidas. Comencemos un nuevo día en la gracia de Dios y compartamos esta dicha con otros.



Última actualización:

Oraciones contra los problemas del trabajo

Oraciones contra los problemas del trabajo. Edición por Creemos.net. Original por John Hain en Pixabay.

Carlos Martínez

Artículos relacionados

Deja un comentario